top of page

El Clima de Hoy: Tormenta en "La Nube"

Actualizado: 1 feb

En el intuitivo sentido del tiempo y el mercado de datos se levanta una incógnita, ¿Qué tan agitados son los ambientes en "La Nube"?


Los tomadores de decisiones en organizaciones consideran el riesgo de un cambio en sus sistemas y el impacto que este significaría para el negocio y su activo más valioso: los datos. El uso de gestores de cambio y las interfaces gráficas (GUI) no superarían el entendimiento de las tecnologías por parte de los actores de amenazas.


La protección de la infraestructura de una organización salvaguarda los datos que estos recopilan, almacenan y gestionan. Su moneda de valor es representada por el bulto de datos que sus clientes entreguen. Para un agente criminal, esta posición significa una ventaja para actuar de forma estratégica junto con sus vectores de ataque.


¿Son los sistemas de información los principales operadores de financiamiento de las empresas? ¿Son las empresas responsables de velar por el gasto operativo que represente un centro de datos? ¿En qué sitio se contempla la confidencialidad, la disponibilidad e integridad de los datos?


La nube es la solución preferida para el despliegue de la optimización y contención del gasto operativo de las empresas. Esta significa un alivio en cuando al planeamiento de la escalabilidad y descentralización de los sistemas informáticos. No obstante, existe un velo entre las operaciones de financiamiento y los sistemas de información que preocupa los analistas en seguridad cibernética.

Imagen #1 - La nube (...) significa un alivio en cuando al planeamiento de la escalabilidad y descentralización de los sistemas informáticos. No obstante, existe un velo (...)


La adopción masiva de la computación en la nube ha generado un cómodo refugio para almacenar datos y ejecutar aplicaciones de manera eficiente. Sin embargo, tras la aparente calma de este paraíso virtual, se gesta una potencial tormenta.


A medida que las organizaciones trasladan sus operaciones y datos a entornos en la nube, se enfrentan a desafíos significativos en términos de seguridad cibernética. La creciente complejidad de las infraestructuras en la nube y las amenazas emergentes plantean interrogantes sobre la verdadera fortaleza de estos entornos.


En este escenario, la seguridad se convierte en una pieza fundamental, y los expertos en seguridad cibernética observan con escepticismo la aparente confiabilidad de "La Nube".


Las vulnerabilidades que acechan este vasto espacio virtual podrían desencadenar consecuencias impredecibles para empresas y usuarios. A pesar de los avances en las medidas de seguridad, la realidad es que ninguna nube está completamente inmune a los embates de ciberataques sofisticados.


La incomprensión de la nube resume su escenario; nubla y propicia el caos: "Nos engañan. La nube solo es la computadora de alguien más".


La falta de visibilidad total sobre la infraestructura subyacente y la dependencia de terceros para la gestión de seguridad hacen que "La Nube" sea un espacio propicio para amenazas emergentes. Ante esta realidad, la cautela y una estrategia de seguridad robusta se presentan como imperativos ineludibles para sortear los riesgos latentes.


¿Nos preparamos para enfrentar el cambio de paradigma que se observa en "La Nube"?



Comments


¡Uníte al Club!

Nuestra lista de correos facilita el envío de actualizaciones en el mercado y artículos de opinión de nuestros expertos en seguridad cibernética.

¡Gracias por suscribirte!

bottom of page