top of page

Man-in-the-middle: ¿Cuál es su Identidad?

Entre las lúgubres caminatas de un espía se esconde la incógnita: El hombre en el medio podría cambiar su identidad. En el oscuro tejido de la ciberseguridad, el término "man-in-the-middle" ha experimentado una metamorfosis significativa.


De ser una amenaza ubicua que acecha en las intersecciones digitales, ha evolucionado hacia el más insidioso "On-Path" ó "En el camino" por carácter de identidad.


Esta transformación no solo refleja un cambio semántico, sino también una mutación en la naturaleza misma de la amenaza. La paradoja subyacente no pasa desapercibida; denominar a este ente un "hombre" resultaría descriptivamente insuficiente. Sin embargo, revela las limitaciones lingüísticas y conceptuales que persisten en un ámbito donde las amenazas digitales desafían las categorías tradicionales y las definiciones simplistas.


Un ataque "En el camino" es tentativamente descriptivo, sin embargo, el carácter amenazante no. Una vez detectado el ataque, el término "En el camino" elimina el sujeto y censura la gravedad de la violación a la confidencialidad. La intromisión de este es salvada y contempla una amenaza menos dirigida.


En la intersección de la tecnología, la seguridad y la ética, los actores de amenaza podrían utilizar la sociedad como una ingeniería para socavar términos y discusiones que les beneficie. Cierto grupo de amenazas persistentes (APT) se despliegan en sociedades cada vez más pragmáticas. El uso de su conciencia colabora en el interés político de las mismas y desenmascara una vulnerabilidad más inteligible.


En última instancia, el desafío persistente radica en comprender y contrarrestar a este enigmático "hombre en el medio". Su identidad elusiva plantea preguntas fundamentales sobre la conciencia y la necesidad de repensar nuestras estrategias defensivas.



コメント


¡Uníte al Club!

Nuestra lista de correos facilita el envío de actualizaciones en el mercado y artículos de opinión de nuestros expertos en seguridad cibernética.

¡Gracias por suscribirte!

bottom of page